martes, 23 de noviembre de 2010

piojos masticadores y chupadores

Piojos chupadores
(Linognathus vituli): Las cabezas son alargadas, adaptadas para succionar sangre. Pueden sobrevivir sin alimentarse hasta 25 días, por lo que es frecuente la infectación a piojos chupadores. Son azules, por contraste con la sangre y su piel amarronada. Miden 0,25 cm. Tienen un ciclo de vida de 30 días.

Identificación: Son visibles a simple vista

Parasitosis: Cuando la infectación es pronunciada, los animales están molestos, por lo que su alimentación es deficiente. No producen grandes lesiones, aunque retardan el crecimiento, la producción de leche, etc.

Tratamientos: Se pueden utilizar los mismos que los indicados para piojos masticadores, y también se pueden utilizar las ivermectinas y similares. Se deben eliminar los piojos de corrales, galpones y cabañas por fumigación, para prevenir reinfectaciones. Las ivermectinas tienen la ventaja de eliminar endoparásitos simultáneamente.
Piojos masticadores: Taxonómicamente se los puede clasificar de la siguiente manera:
Phylum: Arthropoda
Clase: Insecta
Orden: Phthiraptera
Suborden: Mallophaga
Géneros: Damalinia, Trichodectes, Felicola.
Especies: Sólo nombraremos las especies más comunes, ya que lista abarca a todos los animales domésticos y se haría muy extensa:
               Damalinia bovis
               Damalinia ovis
               Damalinia equi
               Trichodectes canis (de cabeza rectangular): Parasita al perro y es hospedador intermediario de Dipylidium caninum
               Felicola subrostratus (de cabeza alargada): Parasita al gato

En los piojos masticadores se presenta con frecuencia la partenogénesis aunque la reproducción sea sexual, ya que el número de machos es muy reducido. Son más activos durante el invierno. Miden aproximadamente 1 a 2 mm de largo. Se caracteriza por poseer sus piezas bucales en forma de mandíbulas dentadas en la cara ventral de la cabeza. Esta última es más o menos semicircular o triangular y generalmente tan ancha o más ancha que larga. Las antenas son cortas, filiformes o terminadas en maza, formadas por 3 a 5 artejos y expuestas o alojadas en una cavidad cefálica. Los palpos maxilares pueden estar presentes o ausentes. El tórax es más angosto que la cabeza y está formado por tres segmentos diferenciados: el primer segmento (protórax) es libre, los otros dos están fusionados. Los espiráculos respiratorios torácicos se encuentran en ventral. El abdomen es ovalado y tiene siete segmentos visibles con seis o siete aberturas respiratorias de cada lado: una protorácida y cinco o seis abdominales; está formado por 11 segmentos, los últimos dos están fusionados. Es más largo que la cabeza y el tórax juntos y tiene en cada segmento de 1 a 3 hileras de pelos. Los espiráculos respiratorios abdominales son ventrales y no son más de 6 pares. Poseen patas finas, medianas o cortas, terminadas en una uña (si parasita mamíferos) o en un par de uñas pequeñas (si parasita aves). Los integrantes de este género se mueven con rapidez, sus patas se encuentran adaptadas para la prehensión y para la deambulación.

Piojos chupadores: Taxonómicamente se lo puede clasificar de la siguiente manera:
Phylum: Arthropoda
Clase: Insecta
Orden: Phthiratera
Suborden: Anoplura
Géneros que atacan a los mamíferos: Haematopinus, Lignonathus.
Géneros que atacan a las aves: Lipeurus (Piojo de las plumas), Cuclotogaster (Piojo de la cabeza), Menacanthus (Piojo del cuerpo)
Especies: Sólo nombraremos a las especies más comunes, ya que lista abarca a todos los animales domésticos y se haría muy extenso.
Haematopinus suis: es el más grande, mide aproximadamente de 5 a 6 mm de largo. Es de color gris amarronado. Parasita al cerdo, especialmente en los pabellones auriculares. Es considerada una plaga en todo el mundo.
Haematopinus asini: Color pardo grisaceo. Parasita al equino en las partes internas de las orejas, hombros, espalda e ijar.
Haematopinus eurysternus: "Piojo de nariz corta". Color amarillo-rojizo. Parasita al bovino.
Lignonathus vituli: "Piojo de nariz larga". Color negro azulado. Parasita al bovino.
Lignonathus pedalis: Parasita a los ovinos en las patas.
Lignonathus setosus: Parasita al perro
Lignonathus ovillus: Color azul. Parasita ovinos, en la cara y orejas.
Estos piojos miden aproximadamente 3,5 a 5 mm. Este suborden se caracteriza por tener un aparato bucal en forma de rostelo adaptado para la penetración y succión. La cabeza es más angosta que el tórax, alargada, romboidal, subtrapezoidal o hexagonal. Las antenas están expuestas y formadas por 5 artejos (segmentos). El tórax posee tres segmentos mas o menos fusionados y es más corto y más ancho que la cabeza. El abdomen posee de 6 a 9 segmentos visibles, con espiráculos respiratorios dorsales de cada lado: una torácica y seis abdominales. Las patas son robustas y terminadas en una fuerte uña o dedo móvil. Las especies que conforman este grupo se mueven con lentitud.
Ciclo biológico
Si bien la reproducción es sexual vale aclarar otra vez que sobretodo en el suborden Mallophaga la partenogénesis es frecuente. La hembra deposita los huevos y los adhiere mediante una especie de cemento a los pelos, a la lana o a las plumas. Estos son ovalados de color blanco brilloso (entre 200 a 300 huevos en total durante toda su vida). El huevo es la forma de resistencia de los piojos y se los denomina liendres. Las larvas que nacen son blancas y endebles y necesitan un tiempo prudencial para endurecerse y poder empezar a alimentarse de los hospedadores, son semejantes a adultos pero más chicos. Durante su evolución experimentan hasta cuatro mudas simples sin abandonar al hospedador. Poseen tres estadíos ninfales hasta convertirse en adultos. Las hembras adultas ya están en condiciones de poner las liendres al cabo de 10-12 días de haber nacido, pudiendo llegar a poner entre 1 a 6 huevos por día. Cuando llegan al estado adulto, los sexos se aparean y las hembras fecundadas comienzan de inmediato la puesta de huevos.
La evolución total de huevo a huevo en el orden Anoplura se cumple en un tiempo mínimo de 24 a 30 días, en cambio en el orden Mallophaga entre 35-40 días.

Epizootiología

Los factores que intervienen en la propagación de la pediculosis son casi exclusivamente de orden climático. La mayor influencia de la parasitosis se registra en pleno invierno, de manera que se la puede catalogar como enfermedad estacional. Como estos parásitos aprovechan la radiación calorífica del cuerpo de los hospedadores, la temperatura externa tiene escasa influencia sobre su desarrollo. No así, la humedad que es fundamental para su desarrollo y es precisamente la época de alta humedad y baja temperatura la que favorece su propagación. Sumado a esto hay un mecanismo indirecto de propagación que se da por el pelaje más largo y denso o la lana más compacta de los animales durante la estación invernal.
El ingreso de un individuo a un grupo de animales estando éste afectado por una pediculosis puede constituir el punto de partida de la diseminación de los piojos en un establecimiento. Se debe tener en cuenta que la pediculosis es un parasitismo sumamente contagioso y la estrecha contigüidad entre animales favorece la infestación.
El estrés de los animales debido a una mala calidad de vida, a la alta exigencia por parte del Hombre en busca de altos rindes productivos es un factor fundamental para la propagación de la enfermedad.

Signos y síntomas

El parasitismo por los piojos se caracteriza por la existencia de dos signos de orientación y definición diagnóstica:

1) el prurito con sus lesiones típicas: formación de eritemas, vesículas y costras se hace evidente; se pueden formar también pústulas en caso de contaminación bacteriana secundaria oportunista. El rascado lleva a una formación aún mayor de las lesiones.
El prurito provocado por las picaduras de los anopluros suele ser intenso, debido a la constante irritación de la saliva secretada por ellos. Vale aclarar igual que las lesiones no son importantes.

2) La irritación y el estrés de los animales llevan a que éstos se alimenten menos y sufran de una consiguiente baja en su rendimiento productivo, especialmente en animales jóvenes, viejos y los inmunológicamente comprometidos. Con frecuencia se pueden observar los animales rascándose contra los postes y alambrados.
El grado de complejidad sintomática va a depender en gran medida del número de la carga parasitaria sobre el hospedador. Cuando la infestación es grande retardan el crecimiento, disminuyen la producción individual y grupal de los animales.
Sólo en caso de tratarse de piojos chupadores se produce una anemia, que en casos de parasitismos graves puede ser severa.
Patogenia
Las migraciones que efectúan los piojos sobre la piel de los hospedadores, la alimentación de los adultos y la deposición de huevos en las faneras epidérmicas producen una irritación constante en la piel de los hospedadores. Este tejido reacciona contra esta irritación produciendo una inflamación serosa con una consiguiente descamación y una baja local de las defensas debido a la pérdida de sustancia. Las áreas alopécicas son una consecuencia directa del rascado y en el caso de las infestaciones por piojos masticadores además se debe a la acción directa de la ingestión de pelos y células epidérmicas. En caso de existir una contaminación por colonización de bacterias u hongos, la inflamación serosa se torna purulenta o sero sanguinolenta. Cuando la enfermedad cursa en forma crónica hay una hiperqueratosis y paraqueratosis, esto significa que la piel se torna gruesa, arrugada y cambia a un color más oscuro.
Además vale recordar que los piojos del suborden Anoplura son parásitos hematófagos, produciendo cada vez que se alimentan atravesando la piel del hospedador, una úlcera en el punto de incisión y una placa eritematosa alrededor de dicho punto. En casos de infestaciones masivas (alta carga parasitaria) por alguna especie de piojos de este grupo se puede presentar además anemia, debido a que se alimentan de sangre. Debido a esto, en la industria de la curtiembre se deprecian aquellos cueros que provengan de animales que hayan sufrido una pediculosis por piojos chupadores.

Haematopinus suis es vector del virus de la viruela porcina
Sólo en casos aislados los piojos se comportan como hospedadores intermediarios de otras parasitosis como es el caso de "la tenia del perro de ciudad", Dipylidium caninum, donde el hospedador definitivo son los canes y los intermediarios las pulgas del perro (Ctenocephalides canis y Ctenocephalides felis) y el piojo del perro Trichodectes canis.

Diagnóstico
El diagnóstico de esta enfermedad se realiza observando los signos y síntomas antes descriptos (diagnóstico clínico): el prurito, las áreas de alopecias, las vesículas, las costrosidades epidérmicas; y constatando a simple vista o con lupa al parásito sobre el hospedador y la presencia de huevos adheridos a los pelos, lana o plumas y del adulto (diagnóstico etiológico).
Hay que realizar un diagnóstico diferencial con las sarnas y los hongos dermatofitos; aunque sabemos que pueden existir enfermedades cutáneas en forma simultánea.

Tratamiento

Para el tratamiento de cualquier especie de piojos, se pueden aplicar drogas cuyo espectro abarca a otros parásitos externos de los animales.
Como drogas de elección se puede nombrar las mismas que para el tratamiento de sarnas, pero sólo en caso de piojos chupadores se pueden utilizar las avermectinas (y similares), ya que en piojos masticadores estas drogas carecen de efecto, es por esto importante la identificación de las especies parásitas, para no caer en el error en una elección equívoca de la droga:
Ver cuadro de fármacos

Las formas farmacéuticas con que estos medicamentos se expenden en locales de ventas de productos veterinarios son variadas. Por ejemplo contamos con la existencia de insecticidas en polvo, pasta, aerosol, inyectable, baños, etc. En cuanto a selección de productos, recordar disposición de prohibición para algunos compuestos y/o toxicidad potencial en manipulación de los mismos, así como reglamentación para cada país.
Realizar dos baños con diferencia de 14 días entre uno y el otro.
En aves se debe utilizar una bomba aspersora para así poder esparcir la droga en todo el corral, en dilución correcta y en lo posible en horas de la noche, con poca luz y con los animales calmos.
La antibióticoterapia esta indicada en casos de presentarse una infección cutánea.

Prevención

Siendo la pediculosis de una enfermedad sumamente contagiosa, la calidad de vida de los animales es un punto fundamental a tener en cuenta: la desnutrición, las enfermedades recurrentes, las malas condiciones de vida, la falta de limpieza de los corrales y demás instalaciones repercuten en forma negativa en la prevención de esta enfermedad y de otras. Otro punto importante es el hacinamiento, no sólo en los sistemas de producción intensivos donde los animales pasan todo el tiempo con muy como espacio entre sí, sino que en muchos casos se junta a los animales para realizar diferentes maniobras (marcación, desparasitaciones, diagnósticos) donde se favorece la propagación de los piojos. Si bien hay cosas que no se pueden modificar en una producción como las maniobras típicas, se tiene que tener en cuenta que hay que prevenir enfermedades que justamente tiene relación con ellas en muchos casos.
El papel de los pelos o lana con liendres adheridas a los alambrados o a los postes y el de los piojos caídos al suelo es poco importante como factor de difusión de la pediculosis.
Vale recordar que los piojos son parásitos lábiles y que no pueden pasar mucho tiempo fuera del hospedador ya que necesitan alimentarse constantemente, con estas dos premisas y utilizando alguna de las drogas mencionadas en el cuadro se puede realizar una buena prevención. La idea de la misma es no esperar a contar con una carga parasitaria demasiado excesiva para que no nos obligue a tener que tratar a animales cuya rendimiento productivo ya esté disminuido.
La prevención de las pediculosis se hace aplicando la droga elegida en forma sistemática, teniendo en cuenta cuál es la temporada más oportuna y repetir este tratamiento año tras año. Así se conseguirá disminuir la prevalencia de la enfermedad.
Para prevenir reinfestaciones en los animales se deben fumigar en forma periódica las instalaciones, ya sean gallinas, vacas, ovejas, etc. Si bien no pueden vivir mucho tiempo fuera del hospedador conviene tratar el ambiente en los lugares donde es típico que se amontonen los animales, especialmente durante la noche y en invierno.
Para un mejor aprovechamiento de la droga preventiva hay que tener en cuenta el poder residual de cada producto, respetando eso y las diluciones se consigue un efecto deseado sin gastos excesivos.



Grupo
Especie
Hospedador
Observaciones
Masticadores
Damalinia bovis     
Bovinos
  
Damalinia ovis
Ovinos

Damalinia equi
Equinos

Trichodectes canis
Perros
De cabeza rectangular.
Hospedador intermediario de Dipylidium caninum
Felicola subrostratus
Gatos
Cabeza alargada
Chupadores
(Mamíferos)
Haematopinus suis
Cerdos
Es el más grande, mide aproximadamente de 5 a 6 mm de largo.
De color gris amarronado.
Parasita especialmente los  pabellones auriculares.
Es considerada una plaga en todo el mundo.
Haematopinus asini
Equinos
Color pardo grisaceo.
Parasita las partes internas de las orejas, hombros, espalda e ijar.
Haematopinus eurysternus
Bovinos
"Piojo de nariz corta".
Color amarillo-rojizo.
Lignonathus vituli
Bovinos
"Piojo de nariz larga".
Color negro azulado.
Lignonathus pedalis
Ovinos
Parasita las patas.
Lignonathus ovillus
Ovinos
Color azul.
Parasita la cara y orejas.
Lignonathus setosus
Perros

Chupadores
(Aves)
Lipeurus
Aves
Piojo de las plumas
Cuclotogaster
Piojo de la cabeza
Menacanthus
Piojo del cuerpo



Los piojos

Son insectos del orden phthiraptera. Se caracterizan porque carecen de alas, son pequeños y tienen el cuerpo aplanado en sentido dorsoventral. Se dividen en malófagos (piojos masticadores) y anopluros (piojos chupadores).

1.-  Los piojos masticadores:

La mayoria de los piojos masticadores son especies parásitos de las aves y por esa razon se les denomina piojos de las aves. Los organos bucales estan adaptados para la masticación y se alimentan de sangre y liquidos de los tejidos del hospedador. A este orden pertenecen los géneros: Goniocotes, Goniodes y Liperus.
Los malofagos tienen un ciclo vital de tres semanas y normalmente se alimentan de de trozos de piel o pluma. Pueden sobrevivir varios meses mientras esten sobre su huésped pero solo unos días si se encuentran lejos de él.

Los piojos masticadores que con mayor fecuencia parasitan a las aves de interés zootécnico son:

  • Menacanthus stramineus: Es el más común, conocido como piojo del cuerpo del pollo.
  • Menopon gallinae: Se localiza en las cañas de las plumas.
  • Lipeurus caponis: Principalmente sobre las plumas de las alas.
  • Cuclotogaster heterographa: Se localiza sobre la cabeza y cuello del animal.
  • Goniocotes gallinae: Es un piojo muy pequeño que se localiza en las plumas del animal.
  • Gonioides dissimilis: Más conocido como el piojo pardo de las gallinas.
  • Mencanthus cornutus: Piojo del cuerpo.

2.-  Los piojos chupadores:

Poseen órganos bucales adaptados (en forma de estilete) para taladrar la epidermis del hospedador y succionar sangre y líquidos. Son parásittos solamente de mamiferos.


Los piojos más comunes en los mamiferos de interés zootécnico y veterinario son:

  • Haematopinus euristernus: Piojo de trompa larga del ganado bovino.
  • Linognathus vituli: Piojo de trompa larga del ganado bovino.
  • Solenoptes capillatus: Piojo pequeño azul del ganado bovino.
  • Haematopinus tuberculatus: Puede infestar temporalmente a los bovinos.
  • Haematopinus asini: Piojo del caballo.
  • Haematopinus suis: Piojo del cerdo.
  • Linognathus pedalis: Piojo de la pezuña de las ovejas.
  • Linognathus ovillus: Piojo del cuerpo de las ovejas.
  • Linognathus stenopsis: Piojo de las cabras.
  • Linognathus setosus: Piojo de los perros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada